miércoles, 20 de junio de 2012

LA BATALLA CONTRA LA VESTIMENTA EN EL CRISTIANISMO

Introducción

Quisiera empezar este tema con unas preguntas: ¿Realmente a Dios le importa cómo se viste una persona, en especial un hijo de Dios? O ¿Dios solamente se enfoca en lo interno y no en lo externo? ¿Es Bíblico predicar acerca de la vestimenta o es simplemente capricho de algún predicador o alguna denominación?
En el año 2001 por primera vez llegué a una Iglesia Bautista Bíblica que predicaba y aplicaba principios bíblicos con respecto a la vestimenta, lo cual debo reconocer, me pareció una exageración,  las enseñanzas en esa iglesia me parecieron muy buenas, demasiado buenas, sin embargo el tema de la vestimenta era un punto que me parecía extremista, porque yo había crecido con otra postura, yo pensé, ¿cómo cree el pastor que la iglesia va a crecer con este tipo de reglas, con este tipo de predicación? Sin embargo el pastor no iba a cambiar sus predicaciones por mis preferencias y doy gracias a Dios por eso.

El predicar la palabra de Dios, no es cuestión de gustos o preferencias; es cuestión de obedecer lo que Dios dice. Predicar la palabra es enseñar lo que Dios establece aunque a mí mismo no me agrade lo que debo predicar. Es predicar la palabra de Dios aunque la gente me vea mal y no esté de acuerdo, sin embargo hay que obedecer la palabra de Dios. (Ezequiel 2:4-5) escuchen; o dejen de escuchar… siempre sabrán que hubo profeta entre ellos.

La duda invadió mi mente ¿Dios se preocupara realmente, por mi tipo de vestimenta? Lo que quiero compartir con ustedes no es mi opinión, ni la opinión de alguna otra persona, esto es lo que encontré buscando en la Biblia que es palabra de Dios, y así debe ser cuando tenemos una duda con respecto a un tema, debemos orar y buscar dentro de la Biblia, que es lo que Dios dice al respecto.

I. ¿Dios se preocupa realmente por mi tipo de vestimenta?
Veamos algunos ejemplos que marca la Biblia.

1. El caso de Adán y Eva.

Génesis 3:7 Y fueron abiertos los ojos de ambos; y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higueras, y se hicieron delantales.

Delantales de hoja de higuera, fue el primer tipo de vestimenta en el mundo. El diccionario de la Real Academia Española define Delantal, de la siguiente manera: (De delante). Prenda de vestir que, atada a la cintura, usan las mujeres para cubrir la delantera de la falda.

Los delantales que ellos hicieron para cubrir su desnudez, eran diminutos y solo cubrían parcialmente sus cuerpos y fue por eso que aun así ellos mismos buscaron esconderse de la presencia de Dios; del versículo 11 al 17, viene la sentencia de Dios por el pecado que entró al mundo. Y en el versículo 21 dice así: Y Jehová Dios hizo al hombre y a su esposa túnicas de pieles, y los vistió.

¿Por qué Dios no los dejó como ellos estaban? Dios trató con el pecado, es decir el aspecto interno, pero inmediatamente después hizo énfasis en lo externo, la vestimenta, los vistió con túnicas de pieles. Veamos que dice el Diccionario de la Real Academia Española. Túnica: Vestidura exterior amplia y larga.

¡Que contraste! El primer diseño de vestido creado por el hombre fue algo estrecho y corto; y el diseño de Dios fue algo amplio y largo. Veamos otro caso en el nuevo testamento.

2. El caso del endemoniado gadareno.

Lucas 8:27 Y llegando Él a tierra, le salió al encuentro un hombre de la ciudad que tenía demonios por ya mucho tiempo; y no vestía ropa, ni moraba en casa, sino en los sepulcros.

La Biblia relata esta historia de un hombre endemoniado, indomable, que moraba en los sepulcros y andaba desnudo; los versículos del 27 al 35 narran su encuentro con Jesús el Salvador del Mundo, Cristo lo hace una nueva persona, trata con su pecado; es decir con lo interno y ahora prosigue con lo externo, tal como lo muestra el versículo 35 Y salieron a ver lo que había acontecido; y vinieron a Jesús, y hallaron al hombre de quien habían salido los demonios, sentado a los pies de Jesús; vestido, y en su juicio cabal, y tuvieron miedo.

Si Dios ya lo había transformado internamente ¿por qué no lo dejó así?  ¿Acaso lo importante no es lo interno? Desde luego que la prioridad es lo interno, es por eso que Dios primero trata con el pecado que mora en nosotros, y una vez que se corrige lo interno también se corregirá lo exterior,  … el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo. Filipenses 1:6
Dios hizo un cambio interno y externo en este hombre, Dios sí le da importancia a nuestra manera de vestir. Veamos otro ejemplo.

3. El caso de Pedro.

Juan 21:7 Entonces aquel discípulo, a quién Jesús amaba, dijo a Pedro: ¡Es el Señor! Y cuando Simón Pedro oyó que era el Señor, se ciñó su ropa (porque estaba desnudo), y se echó al mar.

Mucha gente piensa que por ir al mar tiene todo el derecho de desnudarse libremente sin ser recriminado, “es algo normal” dirían algunos, sin embargo cuando Pedro vio al Señor se avergonzó y se ciñó su ropa y se arrojó al agua; que paradoja la gente se desviste para meterse al agua, sin embargo Pedro hizo lo opuesto porque sabía que ahí estaba su Señor y reconocía que la desnudez para Dios es pecado. Lea Apocalipsis 3:18 Yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para que te vistas, y no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.

Veamos que enseñó el Señor Jesús al respecto Mateo 23:23-26, el último versículo dice: ¡Fariseo ciego! Limpia primero lo de adentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio.

Constantemente escucho criticas para quienes enseñamos estos principios acerca de la vestimenta, algunas veces se nos acusa de fariseos, e inclusive alguien podría utilizar este versículo en nuestra contra, sin embargo la Biblia es clara, los fariseos aparentaban o realizaban cambios en su exterior sin experimentar un cambio en lo interior, ponían mucho énfasis en la apariencia y no en su interior. El Señor Jesucristo mencionó, limpia primero lo de adentro y también lo de afuera será limpio. No dijo, aunque lo de afuera este sucio, la ultima parte del versículo 23, dice …Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer lo otro. Es muy importante lo uno como lo otro, pero desde luego el cambio se debe hacer primero en el interior. Yo no espero que alguien llegue a la iglesia con el cambio exterior primero y después se dé el interior, yo espero que Dios haga verdaderamente su cambio en el interior y así mismo obrará en su cambio exterior.

Hasta este punto espero que no haya duda con respecto a que Dios, sí le da importancia a nuestra forma de vestir.

Bien, entendido este punto vamos a sumergirnos un poco más profundo en este tema.

II. ¿Bíblicamente es correcto que una mujer use pantalón?

Deuteronomio 22:5 No vestirá la mujer ropa de hombre, ni el hombre se pondrá vestido de mujer; porque abominación es a Jehová tu Dios cualquiera que esto hace.

Este versículo es muy claro con respecto a la forma de vestir, el hombre no debe vestirse como mujer, ni la mujer como varón. Las modas hoy en día promueven lo contrario al mandamiento de Dios y la sentencia es muy grave. “Abominación es a Jehová cualquiera que hace esto”, es una sentencia muy fuerte, sin embargo, no entiendo el por qué se dejó de predicar en la mayoría de pulpitos en las iglesias. Abominación significa Condenar y maldecir a alguien o algo por considerarlo malo o perjudicial. Tener aversión. En otras palabras a Dios le da asco esa práctica, un hombre que usa ropa de mujer o una mujer vistiendo como hombre.

He escuchado comentarios de gente decir “pero antes hombres y mujeres se vestían iguales”, si esta afirmación fuera cierta, ¿qué razón tiene de ser este versículo?; desde luego había diferencia en la vestimenta. Dios le dijo dos veces a Job “Ciñe como varón tus lomos” Job 38:3 y 40:7. Desde la antigüedad ha habido diferencia entre lo que es ropa de hombre y ropa de mujer. La moda hoy en día va en contra de la palabra de Dios, la moda ha hecho que nos conformemos a lo que ellos dictan y nos alejemos de los principios de Dios, atrayendo a nuestras vidas y a la sociedad la ruina y decadencia moral.

Veamos primero unos versículos bíblicos:

1.  Romanos 12:2  No os conforméis a este mundo; mas transformaos por la renovación de vuestra mente, para que comprobéis, cual sea la voluntad de Dios, agradable y perfecta.

El Apóstol Pablo parece clamar a gran voz ¡no te conformes! Si no transfórmate. No te conformes a este mundo; muchísimos cristianos y cristianas han caído en este círculo de conformarse y no de transformarse. Van siguiendo las modas de este mundo y se están vistiendo de acuerdo a las normas que el mundo establece.

2. Primera de Juan 2:15-17 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del padre no está en él.

El “cristianismo” hoy en día parece tener un gran romance con el mundo, al despreciar el mandamiento de Dios y aferrarse a las modas que el mundo marca.

3. Santiago 4:4 Adúlteros y adúlteras, ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quisiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

Miles de iglesias han trabado una estrecha amistad con el mundo, haciendo una guerra directa contra Dios. Dios utiliza términos fuertes “Adúlteros y adúlteras”. Dios nos libre amado lector de estar en este grupo, lo digo con todo mi corazón; hay muchas iglesias que empezaron bien y que actualmente le están haciendo la guerra a Dios, por amar y conformarse a este mundo. Hay muchos cristianos en guerra constante cada día por oponerse a estos principios y vestirse por lo que muchas mujeres dirían es mas cómodo o es más lindo, vuelvo a repetir no se trata de comodidad o preferencias, no se trata de lo que me gusta a mí, sino de lo que le agrada a Dios.

He mostrado suficientes argumentos bíblicos al respecto para mostrar que Dios sí está interesado en nuestra manera de vestir y tengo aun otros más que presentaré más adelante; pero me gustaría analizará conmigo lo siguiente.

La tendencia de la moda hoy en día es cada vez todo más corto y más ajustado, ya sea para hombre o sea para mujer. Lo que significa es que la moda nos está llevando a regresar al tipo de vestimenta de Adán, que eran delantales, algo corto y estrecho (ajustado).

 Veamos un poco la progresión en este asunto acerca de la moda.


Esta es una foto de lo que predominaba en la década de 1920, si se da cuenta era ropa larga y amplia, si usted tiene algún libro antiguo o revista antigua lo puede constatar.


Esta es una fotografía de 1930, de lo que predominaba en esa época. La mujer de la fotografía es Coco Chanel, una diseñadora francesa que fue una de las mujeres que más influyó en la decadencia moral que vivimos en este ámbito de la moda.
“La guerra de la diseñadora fue liberar a la mujer de su dependencia del hombre. Coco Chanel abrió su negocio gracias a la ayuda económica de sus primeros amantes y encontró su lenguaje y sensacional estilo en el armario masculino. Chanel se apropio de los principios básicos de la elegancia masculina, calidad, comodidad, y proporciones que presentaban, sin exhibirlo, un cuerpo atractivo.”               
 “Chanel no fue la mejor modista de su época, pero no hay duda de que fue la diseñadora más genial de todos los tiempos. Fundió lo masculino con lo femenino, la dureza con el encanto, la sencillez con el lujo y el ansia de dominio con la sumisión.”

Opuesto a lo que Dios estableció en Génesis 3:16 y Colosenses 3:18. Lo que Chanel estaba haciendo era la antesala de lo unisex al querer fundir lo masculino con lo femenino, era la antesala de la famosa “liberación femenina” y era la antesala de una ola de depravaciones sexuales.

No obstante lo anterior, en 1940 seguían prevaleciendo la modestia y vergüenza en la forma de vestir, como se muestra en el cuadro anterior, sin embargo Satanás seguía obrando detrás del telón con otros diseñadores, como Christian Dior e Yves Saint Laurent.

Aun en 1950, la batalla contra la vestimenta femenina, seguía en la lucha, la decencia se predicaba en los pulpitos, pero sin darse cuenta que había un enemigo que avanzaba lentamente, pero a pasos agigantados y que pretendía no solo cautivar al mundo sino también infiltrar en nuestras iglesias.


En 1960 el enemigo dio un paso muy grande, aparecieron los vestidos cortos por arriba de la rodilla, así como vestidos sin mangas; una época de mucha rebeldía y de supuesta “libertad” entre los jóvenes.
Estaba surgiendo una nueva era. Para ese entonces muchos Pastores y cristianos toleraron esas malas prácticas.


En 1970 el barco comenzó a hundirse, se popularizó el pantalón para mujer como tal, (este fue promovido unas décadas antes por Coco Chanel e Yves Saint Laurent). “En los años 30 la modista francesa Coco Chanel reinvento la forma de vestir de la mujer al agregar a su guardarropa una prenda que hasta el momento había sido exclusivo de los caballeros: los pantalones. Un descuido en no predicar lo correcto, estaba arrastrando a la juventud de ese entonces a practicar lo incorrecto. Las fuentes históricas, aclaran como se describe arriba que los pantalones eran exclusivos de los caballeros.
Es muy probable que gran parte de los que se encuentren leyendo este articulo, al igual que yo hemos nacido después de esta década, por lo tanto crecimos en un ambiente en el cual para muchos el pantalón para mujer, es algo tan normal, “no puede ser pecado”, dirían muchas mujeres.
Coco Chanel, “quiso mostrar el cuerpo de la mujer sin necesidad de exhibirlo”, ella sabía que con un pantalón se podría mostrar el cuerpo y la figura de una mujer sin necesidad de quitarse la ropa, sí la sociedad aceptaba eso, ella habría logrado su objetivo y el de Satanás que era incitar a la sociedad hacia la lujuria.
Todo esto de la decadencia moral es un proceso gradual que ocurre en distintas áreas de nuestras vidas, esto lo podemos constatar con el siguiente pasaje Salmo 106:34-37, note las siguientes frases: vrs 34 No destruyeron…, vrs 35 Se mezclaron…, vrs 36 Y sirvieron…, vrs 37 Y sacrificaron sus hijos…
El proceso es el siguiente: se tolera el pecado, se acepta el pecado, se practica el pecado y sacrificas a tus hijos a los demonios. Eso es lo que ha pasado en el ámbito de la moda, apareció el pantalón para mujer lo toleraron, años después lo aceptaron, años después ya lo estaban practicando, y hoy en día han sacrificado a sus hijos a los demonios con su vestimenta. Hoy en día hay una generación de señoras y señoritas que desde que nacieron y hasta el día de hoy siempre han vestido con pantalones, porque nacieron en la época en que sus padres ya habían aceptado y practicado el uso de pantalones para mujer, de tal forma que está generación no puede discernir si es correcto esa práctica o no, si es abominación a Dios o no.

En la década de los 80 a mediados, en nuestro país (México), surgió un grupo de música que impuso un estilo de vestir entre las jovencitas, el grupo se llamaba Flans, ellas sacaron un disco con un éxito titulado “No controles”, una parte de la canción decía “…no controles mis sentidos, no controles mis vestidos, no controles mi forma de vestir porque a todo mundo gusta…” está canción fue muy pegajosa y se escuchaba por todas partes y a todas horas. El veneno había sido regado por toda la sociedad, nadie podía controlar nuestra vestimenta porque a todo mundo le agradaba aunque a Dios no le agradara. Gálatas 1:10b …Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.

Después de este famoso grupo aparecieron otros artistas más que también impusieron sus modas, mujeres como Alejandra Guzmán y Gloria Trevi aparecieron en escena, con canciones controversiales pero pegajosas, lograron la aceptación del público y no solo eso, las niñas y jovencitas vieron en ellas un ejemplo a seguir, se hacían concursos para imitarlas, aparecían en bailables de las escuelas y en muchos otros lugares. El daño ya estaba hecho, lo que parecía un simple juego de niños estaba siendo veneno puro en nuestra sociedad, una ola de rebeldía estaba creciendo en el corazón de esos niños, jóvenes y adolescentes, que hoy en día son padres de la generación de niños y adolescentes en nuestro país.



En 1990 algunas series norteamericanas de televisión hacían su parte en nuestro país en el ámbito de la moda, series como Beverly Hills 90-210 imponían estilos entre los jóvenes y promovían pecados como la promiscuidad y relaciones ilícitas entre los jóvenes preparatorianos. La sociedad en nuestro país es muy propensa a querer imitar lo que se ve a través de la televisión y que proviene del extranjero, empezaron a aparecer los embarazos en las escuelas preparatorias de distintas ciudades del país y creciendo esta situación de manera alarmante, hoy en día, esta situación se incrementa de manera alarmante en las escuelas secundarias.

En nuestra época estos estilos son los que predominan, ropa ajustada y/o corta, ropa estrecha, la tendencia de la moda es regresar al hombre a su caída, a su ruina moral, a los delantales en donde el hombre se esconde de Dios y le huye, por su manera de vestir, por su desnudez.


Observé la foto del cuadro de arriba, esa es la moda que predomina ahora en el mundo. ¿Usted asiste a una iglesia donde este estilo de ropa es lo que prevalece? Si es usted honesto y su respuesta es sí, déjeme decirle que usted está en una iglesia conformada a este mundo y no transformada. Esto se ha dejado de predicar en los pulpitos, por temor a que la gente se vaya de la iglesia, se prefiere tener una membrecía alta a costa de principios bíblicos.

 La mayoría de iglesias “cristianas” hoy en día se han conformado a este mundo, un joven o una señorita hoy en día puede decir que es cristiano y vestirse igual que el mundo, no hay nada de diferencia, las iglesias están llenas de esto, lo que ellos llaman “libertad” Dios lo ve como abominación. Que Dios te libre de caer en manos de alguien que llamándose pastor deje de advertir a su congregación que esto es una abominación a Dios. 2 de Corintios 4:4 dice: en los cuales el Dios de este mundo (Satanás) cegó la mente de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del glorioso evangelio de Cristo, el cual es la imagen de Dios.

III. ¿Cuáles son los estándares bíblicos con respecto a la vestimenta?
1 de Timoteo 2:9-10 Asimismo también que las mujeres, se adornen con atavío decoroso, con vergüenza y modestia; no con cabellos encrespados, u oro, o perlas, o vestidos costosos; sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad.

Analicemos estas palabras:

Atavío decoroso: Con honor, respeto, reverencia, pureza, honestidad y recato.

Con vergüenza: Pundonor, estimación de la propia honra.

Modestia: humildad, falta de engreimiento y de vanidad.

Cuantas veces pasamos por alto estos principios en nuestras iglesias, no hay un respeto hacia la misma persona en su misma forma de vestir, no existe un recato, cada vez se exhibe más de lo que no se debe exhibir, no hay honorabilidad, cualquier joven le falta el respeto a una señorita, por su forma en que va vestida, no existe modestia, sino lo contrario engreimiento y vanidad. Que triste es la degradación del ser humano tal como lo dice el libro de Romanos 1:22 Profesando ser sabios, se hicieron necios; y en el versículo 24 Por lo cual Dios también los entrego a la inmundicia, a las concupiscencias de sus corazones, a que deshonren entre sí sus propios cuerpos.

Mucha gente se encuentra hoy en día deshonrando su propio cuerpo con su vestimenta, señoritas dentro de las iglesias queriendo impresionar por su cuerpo y su forma de vestir.

Hace algunos 15 años vi un reglamento en un campamento juvenil y mencionaba que las señoritas podrían usar pantalón, pants o short en cualquiera de las actividades del campamento, sin embargo para los cultos en la iglesia, todas las mujeres deberían usar faldas o vestidos. Aquí surge una duda: ¿Por qué vestir de una forma en un lugar y de otra en la iglesia? Lo que es pecado dentro de la iglesia, también lo es fuera. Si no se puede fumar dentro de la iglesia, tampoco se debe hacer fuera, si es pecado decir groserías en la iglesia, también lo es afuera de la iglesia. He escuchado el comentario; es que en el templo es un “lugar santo” y merece respeto; para un cristiano sea hombre o mujer, todo lugar que pisa es santo porque en él habita el Espíritu Santo de Dios. 1 de Corintios 6:19 ¿o ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo que está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?

Los principios bíblicos de Dios, no cambian de acuerdo al tiempo, ni al lugar, ni a las circunstancias.

Dios se refirió a los hombres de esta manera: Pero yo os digo cualquiera que mira a una mujer para codiciarla ya adulteró con ella en su corazón Mt. 5:28.

Para que exista adulterio se requiere de 2 personas. Este versículo es muy fuerte tanto para hombres como para mujeres, cada uno examínese hoy, hermano, ¿es Ud. Adúltero por codiciar mujeres en la calle, por televisión o por internet?;  hermana, ¿es usted adúltera por vestirse de una forma que está llamando la atención y atrayendo las miradas de otras personas?

He escuchado muchas veces “cada quién es libre de vestirse como mejor le parezca”, “Yo me visto como mejor me guste o me vea bien”, “nadie tiene derecho a decidir cómo me visto, así me siento bien”. Veamos lo que dice la Biblia al respecto:

Prov. 9:13-18 La mujer insensata es alborotadora; es simple e ignorante. Se sienta en una silla a la puerta de su casa, en los lugares altos de la ciudad, para llamar a los que pasan por el camino, que van por sus caminos derechos. Dice al que es simple: ven acá a los faltos de cordura, dice: Las aguas hurtadas son dulces, y el pan comido en oculto es sabroso. Y no saben que allí están los muertos; que sus convidados están en lo profundo del infierno.

Analicemos los conceptos Insensatez: necedad, falta de sentido o de razón. El capítulo 9 de proverbios habla de una mujer que es necia, y con falta de sentido común y que se aferra a su propio razonamiento; su primera característica es ser alborotadora, ¿cómo podría una mujer causar alboroto?, ¿se estará refiriendo  a que hace mucho ruido o escándalo? Hoy en día una mujer puede alborotar a la sociedad con su vestimenta, puede causar chiflidos, voces, sonidos de claxon y muchas cosas más, solo con su forma de vestir. Es Simple,  sin complicaciones, ni dificultades; está mujer no se complica la vida, usa lo que tiene a su alcance, sin detenerse a meditar si es correcto o incorrecto, lo que sea más cómodo. Es ignorante; desconoce lo que debe y puede saber, sin embargo prefiere vivir así para no entrar en complicaciones, cabe mencionar que la ignorancia de una ley, no excusa a nadie de las consecuencias. El versículo 14 habla de los lugares en donde se puede encontrar a este tipo de mujer, en los lugares altos, lugares visibles con un propósito, captar la atención de los que van por el camino.

Alguien podría decir “esa es su interpretación” sin embargo Prov. 7:9-12 habla de la misma mujer, que está vestida con atavío de ramera (no dice que era una ramera, sin embargo estaba vestida y estaba actuando como tal). Veamos algunas características de esta mujer, en primer lugar, nuevamente dice alborotadora, rencillosa (causa problemas entre 2 o más personas), no puede estar en casa, unas veces está afuera, otras veces en la plazas, acechando por todas las esquinas. Nuevamente, este tipo de mujer, no le gusta quedarse en su casa, busca algún lugar público o visible donde pueda lograr su objetivo causar alboroto.

Sin duda, hay mucha información en la Biblia con respecto a este tema, si esto se deja de predicar, nos llevará a toda clase de inmundicia dentro de nuestras iglesias; mucho “cristianismo” hoy en día se guía por los parámetros que dicta la moda, sin ni siquiera saber de dónde se origina; el famoso predicador inglés Charles Spurgeon dijo hace algunos 2 siglos atrás, las modas a Londres, llegan de París y a París del mismo infierno. Muchos de los diseñadores tienen prácticas y tendencias homosexuales, lo cual es una abominación a Dios, y eso está entrando en nuestras iglesias. Observe la siguiente imagen de “moda actual masculina”.



Esta es la tendencia de la moda, vestir al hombre como mujer y a la mujer como hombre; cuanto terreno ha ganado Satanás en este sentido; miles de jóvenes hoy en día entran a nuestras congregaciones, peinados o vestidos de una manera similar; aceptamos todo como si fuese inofensivo, sin embargo, como dice la escritura…su fin es amargo como el ajenjo Prov. 5:4.

Hace mucha falta predicar a los jóvenes hoy en día 1 de corintios 16:3b …portaos varonilmente, esforzaos.
Uno de los versículos favoritos de quienes podrían negar la importancia de la vestimenta, sería 2 de Corintios 3:17 Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor; allí hay libertad.

Desde luego que dónde está el Espíritu del Señor allí hay libertad; pero el Apóstol Pablo, también advirtió a los Gálatas en el capítulo 5 versículo 13; porque vosotros, hermanos a libertad habéis sido llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino por amor servíos los unos a los otros.

El Apóstol Pablo también mencionó a los hermanos en Corinto lo siguiente: Mas mirad que esta vuestra libertad de ninguna manera venga a ser tropezadero a los que son débiles. 1 de Corintios 8:9.

Somos llamados a libertad sin embargo no debemos usar esto como ocasión para satisfacer a mi carne y debo cuidar que esto no sea un tropezadero para los débiles.

Conclusión.

La intensión de este estudio ha sido mostrar primero bíblicamente y después históricamente, la importancia de la vestimenta ante los ojos de Dios; de ninguna manera pretendo hacer un debate con respecto a este tema, ya que he procurado ser objetivo, no defendiendo mis argumentos, sino demostrando la importancia del tema a través de las escrituras. Reconozco la postura en cuanto al tema en la mayoría de sitios web los cuales están en contra de mi posición y entiendo su postura porque algún tiempo estuve ahí, pero a Dios gracias, que permitió que mis ojos y entendimiento fueran abiertos por medio de su palabra. Deseo con todo mi corazón que este material pueda ser de mucha utilidad para su vida y para la vida de otros, y si lo puede compartir con otras personas, es de libre reproducción y si este material es de edificación para su vida, me gustaría saber de usted. Dios le bendiga.

1 de Juan 5:19 Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero yace en maldad.

Juan 8:47a El que es de Dios, las palabras de Dios oye…

Pastor Alejandro Márquez.

2 comentarios:

  1. Perdón pero lo que escriben, es puro, bla,bla,bla. De verdad confirman que son simples fanáticos de la religión. Inocentes los que caen en sus interpretaciones

    ResponderEliminar
  2. creo que el Señor habla, dice en su palabra que el que tenga oídos para oír oiga, el enemigo cierra nuestros oídos, nuestros ojos están cerrados y no todos tenemos la capacidad de abrirlos o mejor dicho, nos conviene no abrirlos por amor a este mundo y no a Dios.

    ResponderEliminar